Lo que debes saber sobre los conejos enanos

Como todos los jueves, desde el Hospital Veterinario Asturias empezamos con nuevo post. Esta vez es el turno de los conejos enanos, que aunque cada vez son más populares como mascota son grandes desconocidos.

Como cualquier mascota necesitan cuidados constantes, pero hay que tener en cuenta que son animales muy delicados cuya esperanza de vida está en torno a los 10 años.

A pesar de que es común pensar que estos animales son roedores, no es así. Los conejos enanos son lagomorfos al igual que lo son las liebres. Una de las diferencias más marcadas de los lagomorfos con respecto a los roedores es la dieta. Los conejos son animales estrictamente herbívoros. La base fundamental de su alimentación es el heno, pues necesitan grandes cantidades de fibra. Éste, debe ser combinado con otros vegetales frescos en pequeñas cantidades, y siempre y cuando no sean muy jóvenes. También hay que darles pienso; el mejor para ellos suele no llevar semillas y debe ser adecuado para su edad.

En cuanto a su jaula, siempre debe ser lo más grande que nos podamos permitir. Existe un estándar europeo que afirma que las medidas óptimas son a partir de los 80 cm de largo y 60 cm de ancho. A pesar de que su jaula sea amplia, hay que sacar a nuestro conejo lo máximo posible por una zona segura. Que no salga de la jaula puede influir negativamente en el estado general de nuestra mascota.

¿Cómo coger a nuestro conejo enano?

Algo muy importante es saber cómo coger a nuestro conejo. Como decíamos, son animales muy sensibles con un esqueleto muy frágil que puede dañarse si le cargamos de un modo incorrecto. NUNCA debemos cargar al conejo por las orejas. Es algo muy doloroso para ellos. Sus orejas contienen muchos capilares haciendo que sean muy sensibles. Debemos sujetarles por el pliegue de piel detrás de su cabeza (cuidado de no coger solamente pelo) apoyando su trasero en nuestra mano. Así se sentirá seguro y evitamos que se mueva bruscamente o se haga daño. No hay que ser muy insistentes a la hora de cargarlos pues no suele gustarles.

Por último, cuando quieras acariciar a tu conejo, al igual que a la hora de cargarle, recomendamos hacerlo desde su altura. Si lo hacemos desde arriba se sentirán intimidados. Además, les gusta que les toquen las orejas, el lomo y la cabecita. Nunca las patas, la cola o la barriga.

¿Necesitas nuestra ayuda?  ¡Sí! ¡Por favor!

 

 

 

 

2017-07-27T08:16:05+01:00