El hipo en perros y gatos

Si tu mascota ha sufrido hipo, muy seguro lo habrás notado… El sonido, al igual que la causa, es el mismo que en nosotros. Gracioso para quién lo ve, incómodo para quién lo sufre…

Pero, empecemos por el principio. ¿Pueden los perros y gatos sufrir hipo? La respuesta es sí; es más, los cachorros y los animales de razas pequeñas son más propensos a ello. Y ¿qué lo produce? Sencillo, el hipo en animales es producido por una reacción espasmódica y repetitiva del diafragma, que produce pequeñas entradas y salidas de aire produciendo un sonido muy típico y reconocible; como hemos dicho más arriba, igual que ocurre con nosotros.

Ya en el vientre de su madre, seguramente, lo habrán sufrido, pues en esta situación, el diafragma se ejercita mediante el hipo.

Vale, ya sabemos que los perros y gatos pueden sufrir hipo y cuál es la causa pero, ¿es peligroso? Volvemos a repetir… si no es peligroso para nosotros, tampoco lo es para ellos. Salvo excepciones muy raras, que veremos más adelante, el hipo será una situación (muy) incómoda que durará unos minutos y que podremos ayudar a “eliminar” con unos pequeños trucos, pero, en un principio, no es síntoma de nada grave.

Causas del hipo

Principalmente, podemos hablar de 4 causas o motivos por los que nuestra mascota puede tener hipo:

  • El frío. Sí, sí, como lo lees, el frío, sobre todo en cachorros o razas pequeñas (en el caso de los perros), puede ser uno de los causantes del hipo
  • Comer y/o beber de manera excesivamente rápida
  • Encontrarse nervioso, estresado o con miedo
  • Malestares estomacales y problemas digestivos en general

Si nuestra mascota tiene, o sospechamos que tiene, problemas estomacales, la solución al hipo está en tratar dicho problema. Es decir, es un síntoma más y así debemos verlo. Si  el hipo tiene una duración mayor a dos días, visita a tu veterinario inmediatamente.

Por otro lado, el resto de causas del hipo son las más normales e inocuas: si ha sido producido por comer excesivamente rápido, y esto es algo habitual, habrá que enseñarle a comer de una manera más relajada. Para eso es un buen truco es darle la comida nosotros mismos, o usar comederos especiales para este fin.

Si el hipo ha sido provocado por frío, nerviosismo, miedo, estrés… podemos ayudarles intentado quitarlo. ¿Cómo? Al igual que haríamos con una persona:

  • Puedes probar a darles un susto (pequeño susto… no te pases…) Pero si la causa del hipo ha sido el estrés o nerviosismo, o estamos ante un cachorro de muy corta edad, mejor saltarse este punto
  • Dándole un paseo
  • Relajándolo con caricias, intentando que se distraiga… su respiración se relajará desaparecerá como por arte de magia

  • Dándole de beber a pequeños sorbos
  • También podemos probar dándole pequeños trozos de comida
  • O, a quién dice que dándoles un baño también ayudamos a que desaparezca

Sea como fuere, lo normal es que a los pocos minutos desaparezca por sí sólo. Si así no fuera, es importante acudir al vete. Podría estar indicándonos que algo no va bien.

2018-05-09T10:17:23+00:00