Dime cómo es y te diré que animal tienes

Vamos a hacer un juego… ¿Cómo? Muy sencillo… si respondes afirmativamente, al menos, a 12 de las 14 preguntas que os vamos a realizar a continuación… ¡sabremos con qué animal compartes hogar!

Vamos allá…

  1. Tu compañero de vida tiene pelazo. Y no hablamos sólo de gran cantidad o volumen, si no de un pelo cuidado, peinado y acicalado a diario. Es más, es una de sus actividades preferidas: lavarse y “peinarse” así mismo.
  2. No sólo le gusta lucir una melena limpia y brillante; se trata de un animal que ama la limpieza: se preocupa por hacer sus necesidades en un lugar indicado para ello que debe estar ‘impoluto’.
  3. Otra de sus actividades preferidas es permanecer en las alturas. Siempre que puede se sube a la mesa, a una estantería, encima de un mueble…
  4. A permanecer en las alturas le podemos sumar ‘jugar al escondite’. Y es que, muy seguro, lo habrás perdido de vista en más de una ocasión… ¡dentro de casa! Y no hablemos de cuando, una vez escondido, se dedica a salir de golpe (normalmente con un ‘ataque a pies/piernas’) al pasar a su lado…
  5. Y es que esa es otra de sus características: les encanta cazar. Bien sea un pequeño roedor, pájaro, pez, pies, pelotas… Puedes jugar horas con él/ella con un simple cordel: agitándolo en el aire captarás toda su atención. Palabrita.
  6. Escalar muebles, jugar al escondite, cazar… sí, sí, pero una buena siesta no la perdona. Y es que se trata de animales activos y dormilones a partes iguales. ¡Hasta 16 horas diarias de plácidas siestas! Quién las pillara…
  7. Emiten dos característicos sonidos: el ronroneo y el maullido. El primero se suele identificar con buenos estímulos aunque, debemos saber, que también lo emiten cuando se encuentran enfermos.El segundo les sirven para comunicarse con otros ‘compis’; además, muchos dueños llegan a comunicarse con ellos a través de este sonido.
  8. Otra forma de comunicarse es a través del olor. Y es que son animales a los que les gusta marcar personas, muebles, espacios con su aroma. Esto les hace sentirse más seguros.
  9. Utilizan su cuerpo como forma de expresión. Por ejemplo, cuando se acercan a ti con las orejas hacia delante y con la cola en vertical son colegas, pero si por el contrario, la cola se mueve como un látigo, las orejas las tiene hacia atrás y las pupilas dilatadas, guarda las distancias.
  10. Son animales con una conducta social peculiar: pueden ser muy cariñosos y amar vivir en compañía (humana o animal) o tratarse de animales solitarios. O las dos cosas…
  11. Ya hemos contado que el pelo es muy importante para ell@s; pero las uñas no se quedan atrás. Las afilarán y limpiarán a diario. Si no les proporcionar un lugar dónde hacerlo correctamente, lo buscarán por su cuenta… y quizás no te guste…
  12. Otro de sus gestos únicos (y tremendamente ‘amoroso’) es el llamado ‘amasado‘: lo hacían con su madre cuando estaban siendo amamantados y siguen haciéndolo cuando son adultos. Normalmente utilizan superficies blandas y alguna que otra vez tu cuerpo. Es una experiencia genial.
  13. Por muy activos que les veas (sobre todo cuando son cachorros) se trata de animales que buscan tranquilidad: cuando comen, cuando hacen sus necesidades o cuando intentan descansar. Será mejor que optes por lugares tranquilos para dejar su comedero o su camita.
  14. Bolsas de plástico y/o papel, cajas de cartón o bolas realizadas con papel albal… el mejor regalo que les puedes hacer. El ruido que hacen, la seguridad que le aportan (es muy normal encontrárselos dentro de una caja o una bolsa, aunque no sea su talla…) y los ratos de diversión que les aportan, los convierten en sus regalos favoritos.

¿Has asentido al leer en más de 12 ocasiones? Entonces está más que claro… compartes vida con…

¡UN GATO! 😉

————————————————
El pasado 8 de agosto se celebró en todo el mundo el Día Internacional del Gato y hemos querido hacerles este peculiar homenaje.

2018-08-14T10:55:21+01:00