Animales curiosos: el perro Puli

El perro Puli, también llamado Piluk, Hungarian Puli o Perro Húngaro, es una curiosa raza canina de tamaño pequeño – mediano, utilizado como perro pastor y conocido por su llamativo y largo manto de cordones.

Como os contamos, se trata de un pequeño perro de pastoreo con una larga historia. Quizás lo conozcas únicamente por su llamativo aspecto, pero si indagas un poco en su personalidad, quedarás prendado de este cariñoso y hábil perrete.

Actualmente no es fácil encontrar Pulis ‘trabajando’ como pastores de ovejas, pero, aún así, siguen conservando esa personalidad independiente, tenaz y, a veces, mandona que necesitaban para manejar el rebaño sin la dirección de un pastor. Debido a su pasado son, por naturaleza, animales tremendamente protectores y muy muy cariñosos y tolerantes con los peques de la casa. Además, se trata de una raza muy sociable, por lo que no dudará en juguetear con otros canes.

Impresionante perro guardián, prepárate para oírlo ladrar: es una de sus aficiones preferidas…

Quizás haya personas que piensen que su característico “manto peludo de rastas” (¿cómo llamarlo?) puede dar sensación de ‘abandono’, pero nada más lejos de la realidad: mantener ese aspecto conlleva un gran trabajo y mucha disciplina en su mantenimiento. Es por ello que no resulta raro encontrar perretes de esta raza con el pelo corto.

También puedes optar por dejarles el pelo largo, pero peinándolo y desenredándolo con frecuencia para evitar que se le enrede. Aunque, te lo advertimos, debes ser muy testarudo con el ‘peinado’ y visitar regularmente la peluquería; no es nada fácil. ¿Lo natural? Dejar qe el pelo crezca y se formen las características cuerdas. Esto también conlleva su trabajo, pero es lo natural en ellos y con un buen cuidado no habrá problemas.

Tienen una cabeza pequeña con un hocico fuerte, una nariz redonda y una lengua de color rojo brillante. Sus ojos se esconden bajo el pelo, normalmente de color marrón oscuro o negro. Las orejas cuelgan y tienen una forma redondeada. Su apariencia es un tanto engañosa: parecen mucho más grandes de los que en realidad son; su cuerpo es tan pequeño como un tercio de su ancho aparente.

Como os decimos, se trata de un perro con una gran energía y muy resistente. Son extremadamente inteligentes, lo que puede convertirse en una pesadilla para algunos dueños: no es extraño encontrarnos con perretes que prefieren pensar por sí mismos en lugar de comportarse como le gustaría a su dueño 🙂 Su lealtad y coraje harán que a menudo trate de hacerse cargo de una situación si siente que su gente podría estar en peligro. Si bien este es un rasgo admirable, debe manejarse ya que el Puli es naturalmente sospechoso de los extraños y, por lo tanto, puede ser demasiado sensible y protector con los suyos.

Que no te engañe su tamaño: es un compañero ideal para correr, y podrá hacerlo, felizmente, durante más de una hora. Los propietarios menos activos deben asegurarse de que el Puli tenga acceso a un jardín para jugar. ¡Ojo! Para evitar sustos, asegúrate de que está bien delimitado: son grandes escapistas.

¿Conoces algún Puli?

2019-03-28T10:15:57+01:00