Guía esencial para el cuidado de tu hámster

Guía esencial para el cuidado de tu hámster. Hospital Veterinario Asturias

Si estás pensando en tener un hámster como mascota, es importante que sepas cómo elegir uno, qué suministros necesitas y cómo alimentarlo y cuidarlo. Los hámsteres suelen ser mascotas que no requieren de gran esfuerzo a la hora de mantenerlos, pero un cuidado adecuado es vital para mantenerlos felices y sanos, son animales de compañía muy populares entre niños y adultos. Son pequeños roedores que suelen vivir unos dos años y que, por lo general, es mejor que se alojen solos. Los hámsteres vienen en una variedad de colores y razas, y cada una de ellas tiene unos rasgos distintivos.

A continuación, te explicamos cuál es la dieta adecuada, los cuidados necesarios y las características de la jaula ideal para estos roedores.

¿Cómo tener un hámster sano?

Al momento de elegir un hámster, considera los siguientes aspectos:

Opta por un hámster que sea activo y que no tenga el trasero húmedo ni los ojos llorosos. Ambos ojos deben estar abiertos y, preferiblemente, el hámster debe estar comiendo o corriendo por la jaula. Si observas una jaula con varios hámsteres enfermos, es mejor evitar comprar uno de ese grupo, ya que las enfermedades de estos animales son altamente contagiosas. Además, es recomendable elegir un hámster que sea fácil de domesticar. Los hámsteres jóvenes son más fáciles de entrenar y domesticar que los mayores, quienes podrían haber tenido malas experiencias o nunca haber interactuado con humanos.

¿Cómo tiene que ser la jaula de un hámster?

La jaula de tu hámster no debe ser pequeña. A pesar del reducido tamaño de esta mascota, es un animal muy enérgico que hace mucho ejercicio a lo largo del día, por lo que debe tener suficiente espacio para moverse sin limitaciones. Por lo general, se recomienda que tenga 50-60 centímetros de largo, 20-25 centímetros de alto y 30 centímetros de ancho.

En cuanto a los materiales, los más recomendados son fibra de vidrio, plástico o metal galvanizado. Evita la madera, el aluminio y el zinc porque el hámster podría roerlos fácilmente y deteriorarlos. La parte del suelo debe ser de plástico y nunca de rejilla o alambre porque se podría hacer daño en las patas. Además, debe estar cubierto de un sustrato de pellets de heno de trigo, virutas de álamo o papel prensado.

Para satisfacer las necesidades básicas del hámster, la jaula debe tener un comedero y un bebedero. También puede haber una cama o una casita donde pueda meterse a dormir. Es muy importante que el hámster pueda hacer ejercicio, así que puedes incluir una rueda, puentes colgantes, túneles, toboganes o laberintos.

¿Cómo se debe acomodar la jaula de un hámster?

La jaula de tu hámster debe estar en un lugar donde no le dé la luz del sol directamente, como cerca de una ventana. La temperatura ideal es entre 18 y 24 ºC. Asimismo, la jaula debe tener buena ventilación.

La jaula de tu hámster se debe limpiar a diario de restos de comida y heces. Una vez a la semana, limpia el comedero y el bebedero. Además, siempre debe tener un refugio donde pueda esconderse y dormir. Es bueno que el hámster pueda salir de la jaula de vez en cuando para hacer ejercicio, pero es fundamental que estés pendiente de él y no lo pierdas de vista.

¿Cómo se ejercita un hámster?

El ejercicio es fundamental para mantener a tu hámster en buena forma física y mental. En su hábitat natural, estos pequeños roedores trotan diariamente para prevenir la obesidad. Proporcionarles medios para ejercitarse dentro de su jaula es clave para su bienestar general. El ejercicio no solo ayuda a mantenerlos felices, sino que también reduce la posibilidad de que desarrollen comportamientos no deseados, como morder la jaula o dañar objetos en su entorno.

Para estimular su actividad física en la jaula, existen varios juguetes recomendados. La rueda es un instrumento esencial, idealmente sólida y con un diámetro mínimo de ocho pulgadas. Las bolas esféricas permiten al hámster rodar dentro de ellas, promoviendo el ejercicio cuando se utilizan dos o tres veces al día durante períodos cortos. Además, las ramas de árboles para roer, jaulas con barrotes horizontales para escalar, tubos para crear circuitos de movimiento, piedras minerales comestibles para desgastar los dientes, y columpios o hamacas para desarrollar habilidades de equilibrio y coordinación, son todos recursos valiosos que pueden incluirse en su entorno para mantenerlos activos y saludables.

¿Qué se le puede dar de comer a un hámster?

Aunque muchas personas piensan que una bolsa de semillas comprada en la tienda es suficiente para un hámster, en realidad estos pequeños roedores necesitan una dieta variada que incluya proteínas, frutas y verduras para mantenerse sanos y felices. Las mezclas de semillas permiten que el hámster elija lo que quiere comer, lo que puede resultar en una dieta desequilibrada.

Para asegurar una nutrición adecuada, es mejor ofrecerle una dieta complementada con una variedad de alimentos seguros. Las verduras son una excelente opción diaria; el perejil, la col rizada, la lechuga, los guisantes y la calabaza son todas opciones saludables. También es beneficioso proporcionar heno en su entorno para que pueda anidar y buscar comida.

2024-07-11T10:26:51+01:00