En el HVA consideramos que paliar el dolor a nuestros pacientes es un deber.

Enfermedades articulares degenerativas, traumatismos, malformaciones, neuropatías, enfermedades oncológicas etc. son patologías que cursan con gran dolor en los pacientes que las padecen y provocan enorme sufrimiento a sus propietarios.

Combinando la farmacología tradicional, con otras técnicas como acupuntura, rehabilitación, laserterapia, implantes de oro, inyecciones ACP etc. podemos aliviar el dolor y  mejorar infinitamente la calidad de vida de estos pacientes.