La fisioterapia veterinaria: una alternativa real

El mundo de la veterinaria está en constante cambio, mejorando las técnicas existentes y “añadiendo” nuevas formas para tratar a nuestros amigos.

Hace ya algunos años que la fisioterapia, técnica ampliamente usada en humanos, se está aplicando en la medicina veterinaria con unos resultados sorprendentes. Pero, ¿en qué consiste?

La fisioterapia veterinaria es una técnica que permite diagnosticar, evaluar, prevenir y tratar los déficits locomotores así como mejorar el proceso de rehabilitación cuando nuestro animal (principalmente se aplica en perros y gatos, pero cada vez se extiende más su uso en animales como los caballos o incluso algunas aves) ha sufrido algún tipo de lesión (fracturas, traumatismos, etc.)


Con estas técnicas, además, conseguimos reducir considerablemente el dolor (disminuyendo el uso de medicinas e, incluso, evitándolas) ayudando en el proceso de recuperación.

¿A quién podemos aplicarla?

Como ya hemos comentado, los principales usuarios de esta especialidad son los perros y los gatos, pero cada vez son más animales los que están recibiendo algún tipo de tratamiento.

Principalmente podemos hablar de dos grupos de beneficiarios: por un lado aquellos que la necesitan para tratar un problema puntual (un accidente o una enfermedad, por ejemplo) o aquellos que, a través de estos procedimientos, tratan de aliviar los dolores producidos por el envejecimiento. Además, por otro lado, también podemos hablar de aquellos animales que recurren a la fisioterapia al igual que lo hace un deportista: perros de agility, caballos de carreras, etc.

Para conseguir los resultados deseados, un veterinario especialista utilizará técnicas de rehabilitación individualizadas y adaptadas a las necesidades de cada paciente. Estas técnicas están diseñadas para, de una manera natural y compatible con otros tratamientos, ofrecer una alternativa a los fármacos.

Para tratar el dolor, reducir la inflamación o restaurar la movilidad del animal se usan técnicas como la termoterapia, cinesoterapia (activa y pasiva), laserterapia, mesoterapia, electroestimulación o la cinta terrestre.

En el Hospital Veterinario Asturias disponemos de especialistas en esta materia así como el material y maquinaria necesaria para aplicar la fisioterapia veterinaria. ¿Nos necesitas? ¡Sí, por favor!

2017-09-13T09:35:32+01:00